Alemania,

Regensburg 

             Diario   "Mittelbayerische Zeitung"

 

"Mittelbayerische Zeitung"
Martes 6  de Noviembre 2001

Un “viva la vida y la muerte”

De Harald Raab- Regensburg   

Tango con 
Gustavo Naveira y Giselle Anne 
y una superorquesta  de Amsterdam

 

 

Tango es más que una danza, más que una moda. Tango argentino es una forma de arte y cultura, una filosofía de vida y de supervivencia,  una terapia

propia y de pareja. El Tango Werkstatt en Regensburg invitó a un baile de Tango-  y  vinieron todos los infectados por la fiebre del tango. Muchos de ellos vestidos especialmente para la ocasión. Mujeres vestidas como milonguitas, con polleras angosta con tajos, tacos altos y un poco infames.

Los hombres como tangueros, con camisas negras, pantalones rayados y con mirada decidida, para ser una vez más un “macho”. La añoranza de las viejas reglas entre el hombre y la mujer baila con ellos - desear y ser deseados.

 

Animal con cuatro patas

Pero esto es un show, que juega como un animal de 4 patas. No tengan miedo no será un animal con dos espaldas. Los especialistas no están seguros  si  el motor de la fascinación del tango es el erotismo  o el autoerotismo. En todo caso el problema es sentir el cuerpo, el propio o el de la compañera o compañero. El Tango, durante y después de bailarlo es la vivencia  de la simultaneidad, algo como experimentar la felicidad, cosa muy  muy rara. Que  desde hace tiempo, el tango en Europa ya no es el clisché “Mi noche triste” de Carlos Gardel, esta gran melancolía en el valle de los lamentos, fue demostrado por Gustavo Naveira y Giselle Anne en su show. Gustavo Naveira pertenece a la pequeña elite mundial de bailarines de tango y maestros. Participó en la película “Tango Lesson” de Sally Potter. El Tango es también  la posibilidad de mostrar la alegría del movimiento y de la vida. Aunque para Naveira los escenarios del mundo sean su casa, su estilo de baile no es pretencioso ni efectista. Todo los movimientos nacen en la cadera.. Artístico, artificial,  es su dinámico y alto complejo trabajo de piernas. Su pareja, Giselle no solo se deja llevar, no solo reacciona a los impulsos del maestro,  sino que muy conciente de su propio valor,  le agrega su carácter a la estructura de  furiosos movimiento y secuencias. La gente, críticos y expertos, aplaudieron entusiasmados. No menos que un huracán de entusiasmo, obtuvo el Sexteto Canyengue de Ámsterdam que están en la cima y han tocado en todos los continentes del mundo. Han trabajado junto a maestros y bailarines como Antonio Todaro, Pepito Avellaneda, Pablo Veron, Hans Van Manen y el Ballet Nacional Holandés. Los holandeses demostraron que el tango es arte musical internacional. Pero la orquesta de formación clásica con dos bandoneones, dos violines, un piano y un contrabajo, está profundamente enraizada en  la música de la Guardia vieja y la Guardia Nueva del Río de la Plata. Ellos tocan composiciones de Osvaldo Pugliese, Roberto Alvarez u Horacio Salgan, y naturalmente de Aztor Piazzolla. Hacen lo que el arte debe hacer, que es desarrollar lo nuevo a partir de lo viejo. Carel Kraayenhof, el director de la orquesta ha tocado como bandoneonista  con Piazzolla en Nueva York y con Pugliese en Buenos Aires, un verdadero honor para un holandés. El ha fundado, junto a Leo Vervelde, la sección del Tango Argentino del Conservatorio de Rótterdam. Con rítmico virtuosismo, los músicos tocan sus arreglos de compleja armonía en un excelente ensamble de planos de sonido, compás y variaciones de dinámica. De esta manera para ellos es posible expresar en su música fuerza vital, y ternura sin límite. Un gran acontecimiento dulce y amargo es el tango y su sentimiento de vida.

Un viva la vida que incluye la muerte: “viva la vida y la muerte”

 

 

 

 


 

Volver a  Prensa

 

Back to Press

 

 

 

 


Revisado: 2009-08-17 

 

 

webmaster gustrasnoche  -   copyright etc etc...