Uruguay, Montevideo

 

Diario:   "El País Cultural"

 

 

Diario:   El País Cultural
02 de Febrero de 2007
Por Laura Falcoff

 

"Bailar el Tango es percibir al otro"

 

Si algún estilo nuevo ha aparecido en las pistas de baile de tango de Buenos Aires de la última década es el que alguien bautizó como "estilo Naveira". El bailarín Gustavo Naveira (nacido en 1960) es un respetado maestro que ha dado cursos en todo el mundo. Ha formado bailarines que es posible identificar por ciertos rasgos evidentes: modos amplios y generosos de recorrer la pista de baile, gran variedad de pasos y figuras y diferentes maneras de enlazarse el hombre y la mujer.

Uno de los aspectos más interesantes que surgen en la conversación es su actitud iconoclasta respecto de casi todos los mitos establecidos sobre el baile de tango. Sus posiciones, sin embargo, no son arbitrarias ni caprichosas. Naveira es un caso poco frecuente de bailarín que ha reflexionado sobre la materia de su trabajo.

 

 

Principios y Estilos

 

- ¿Cómo fue tu proceso de aprendizaje del tango?¿Habías hecho antes otras técnicas de danza?
 - No, comencé con el tango. Estudié folklore y también danza clásica y danzas españolas, para enterarme de cómo era el mundo de la danza en general. Pero mi desarrollo como bailarín comenzó y siguió con el tango como actividad central. Tenía alrededor de veinte años.

 

-¿Fue un encuentro casual o buscado?
-Casi toda mi familia bailaba el tango, al menos un poco: mi papá, mi tío, mi abuelo. En mi casa se escuchaba mucha música de tango así que mi vínculo con el género era bastante importante y lo reconocía como propio. Cuando tenía alrededor de dieciséis años le pedí a mi papá que me enseñara a bailar, pero la cuestión no prosperó. Yo miraba a mi viejo cuando bailaba con mi hermana y me decía "¿cómo hace?". Me parecía un héroe.

 

-Entonces tus primeras clases de baile las tomaste posteriormente.
-Las tomé mientras estaba cursando la carrera de economía en la Universidad de Buenos Aires. Me invitaron a un curso de extensión que dictaba Rodolfo Dinzel en la Escuela Nacional de Danzas y me encontré con algo que me resultó muy afín. Terminé abandonando la universidad y dedicándome por entero al tango. Tres, cuatro años después estaba encaminado e incluso ya enseñaba.

 

- ¿Cómo fue tu proceso luego?¿No te satisfacían las maneras en que se bailaba y buscabas cosas nuevas?
-Mi proceso está relacionado con ciertos cambios que se dieron en un momento dado, y a la luz de los años transcurridos entiendo que los cambios eran inevitables. Junto con algunos muchachos fuimos llevando la voz cantante de esas transformaciones, pero no fue una reacción contra el medio sino una manera natural de abordar el baile. Nos pasábamos el tiempo buscando pasos y figuras nuevas, simplemente porque buscar es interesante y atractivo. Creo que fuimos una transición entre dos etapas: una casi folklórica, cuando se bailaba cómo se podía, y otra, la actual, que implica el conocimiento real de la técnica. me siento parte de ese proceso y motor del mismo y creo que contribuí a dilucidar muchas de las cuestiones en juego. No sé si hablaría de un "estilo".

 

-Preferís en general no hablar de estilos de baile?
-
Cuando la gente a ve a un bailarín muy bueno en la pista, como por ejemplo Gerardo Portalea ( se refiere a un viejo milonguero del barrio de Villa Urquiza) inmediatamente piensa que representa un estilo. Pero en el tango existen tantos estilos como buenos bailarines. Portalea baila muy bien pero no es parte de un supuesto "estilo Villa Urquiza"

 

-Entonces pensás que nunca existió esa división de estilos de baile por barrios de la que tanto se habla?
-No. Hubo tres o cuatro tipos que bailaban parecido porque practicaban juntos. Pero eso no instaura un estilo ni define a un barrio. Fijate, hoy se baila el tango en todo el mundo. ¿Entonces qué? ¿Hay un estilo de Bremen?, ¿un estilo de Hamburgo? Lo que hay son cuatro o cinco parejas que se reúnen y bailan de una manera similar porque aprendieron con el mismo maestro. Pero los europeos son más respetuosos; no dicen "nosotros inventamos esto", prefieren otorgarle la autoría al tipo que va desde Buenos Aires. Otra cosa: hay cuatro desesperados que intentan hacerle creer al mundo que el único tango verdadero es el tango milonguero, sencillo y con la pareja bailando bien apretada. Es una tontería mayúscula. El baile de tango tiene hoy un nivel, una calidad y una riqueza que no tuvo nunca antes en su historia.

 

-¿Desde qué punto de vista?
-hay muchas más posibilidades coreográficas. te lo pongo en números: si antes existían en el baile cincuenta figuras, ahora hay no sé, dos mil quinientas... no se puede contar. Y por otra parte, el abordaje de la coreografía alcanzó una calidad técnica muy superior a la que tenía antes.

 

-¿Te referís sólo al tango de pista o también incluís al de escenario?
-A todo. Pero no hay tampoco tanta diferencia entre uno y otro. En la pista confluyen bailarines regulares y superiores, profesionales y aficionados. Es decir, se ve el panorama completo. Y ni hablar de las clases: me pasé la vida en las aulas y conozco el proceso de aprendizaje del baile desde adentro y en todos los niveles.

 

 

El Lenguaje del Tango

 

-¿Podrías avanzar más en relación a este estilo que se identifica con vos?
-Apareció en cierto momento la necesidad de identificar técnicamente cada cosa que se hacía. esto ayudó a ampliar las posibilidades técnicas del baile, lo que permitió luego un uso más profundo del lenguaje del tango, mejor vinculado con la música y que permite una expresión más genuina. Alguien que mientras baila elige hacer esta figura o esta otra, está haciendo una composición coreográfica. Antes esto no ocurría: un tipo bailaba haciendo lo que sabía y tenía una reacción casi intuitiva, nada más, eso era todo. la composición, el equilibrio compositivo, la improvisación como concepto, la densidad de la improvisación, el repertorio de figuras que podés encontrar hoy en el baile de tango muestran el nivel y la riqueza que te decía.

 

-Cuál es para vos la condición que se necesita más importante que se necesita para bailar una danza tan compleja como el tango?
-L
a capacidad central es poder percibir lo que está ocurriendo en la persona con quien se baila. Ese es el problema de fondo: la percepción de lo que hace tu compañero, no la percepción de uno mismo. Ahí reside la gran diferencia entre el tango y otras disciplinas universales de la danza como el ballet y la danza contemporánea, en las que el individuo focaliza en él mismo su sensibilidad. De esta capacidad de percibir al otro sumado a cierta habilidad rítmica, resulta potencialmente un buen bailarín o una buena bailarina. Pero el conocimiento técnico del baile de tango es otra cosa, es algo tangible, es un sistema que hay que dominar, comprender cómo funciona y ponerlo a andar. Obviamente no es algo simple. Es complejo y como todas las cosas complejas exige un poco de inteligencia.

 

-¿Te despierta algún interés el tango electrónico para acompañar el baile?
-Ninguno. No digo que no tiene futuro y quizás en algún momento aparezca algo de peso. Por ahora no encuentro resultados interesantes a pesar de que hay muchachos muy respetables que están poniendo todo su corazón en el asunto.

 

-Es decir que la música que se compuso en los 40 continúa siendo para vos la que acompaña un baile que, también de acuerdo a tu punto de vista, es mucho más rico que el de aquella época.
-Ese es otro de los aspectos simpáticos del tango. Pongámoslo en estos términos: en los 40 y 50 la estrella era la música y se bailaba para expresar ese fervor que la música provocaba. Hoy es al revés, la estrella es el baile; se baila por fervor hacia el baile mismo. Y como lo que se busca es bailar cada vez mejor, se recurre a la mejor música que se haya producido para ese fin. a la gente le importa un cuerno que sea del '40, simplemente es la mejor. Creo que esto confirma mi idea de que las razones por las que la gente está bailando son diferentes de las de antes. El baile es un hecho nuevo, no un retorno, como muchos creen.

 

 

Volver a encabezado

 

 


Volver a  Prensa

 
Back to Press

 

 

 


Revisado: 2009-08-16  

 

 

webmaster gustrasnoche  -   copyright etc etc...